jueves, 15 de septiembre de 2016

"PERDIDA EN MI DESCONFIANZA" VERÁ LA LUZ A PRIMEROS DE NOVIEMBRE

Desde hace unas semanas, a través de mi página de Facebook https://www.facebook.com/evazamoraescritora/  os he ido adelantando pequeñas pinceladas de mi próxima novela titulada "Perdida en mi desconfianza". Os he dicho que se trata de una novela más atrevida, es una historia romántico-erótica. También os he hablado de sus protagonistas, Cristina y Marc, aunque os he descrito a Cris pero aún no os he contado nada de Marc.























Colgué un fragmento del comienzo de la novela, un diálogo entre Cristina y su mejor amiga, e incluso una canción del grupo Zentric que también encontraréis en esta historia que llegará muy pronto a vuestras manos, el sábado 5 de noviembre será su presentación. Desde ese día Cristina y Marc se cruzaran en vuestro camino y se instalaran en vuestra mente por un tiempo, el mismo que os lleve leer "Perdida en mi desconfianza". Una historia romántico-erótica con mucho trasfondo, donde la protagonista se verá obligada a enfrentarse a los fantasmas de los que lleva huyendo años, y donde un hombre, Marc, se cruzará en su vida poniendo su estructurado mundo del revés. Cristina tendrá la ardua tarea de lidiar con su pasado, conocido por muy pocos; encararse a un presente lleno de cambios y con un gran secreto, que ha convertido en su vía de escape; y haciendo frente a la realidad, deberá buscar un futuro en el que poder vivir al fin con sosiego. Una trama con giros, con escenas eróticas, con lugar para las confesiones, la amistad y, cómo no, para el amor. Una historia que espero os guste mucho, tanto o más que mis obras anteriores.

En breve, en mi página de Facebook, os describiré a Marc, pero hoy os voy a hacer un pequeño comentario sobre él. Marc es un hombre seguro, hecho a sí mismo. A pesar de provenir de la alta burguesía catalana, él no ha querido seguir con las riendas de las empresas familiares, su vocación era otra desde niño y luchó por ella con uñas y dientes. Marc es inspector jefe de policía de una unidad especial: la UDYCO (Unidad de drogas y crimen organizado). Es un hombre que vive para y por su trabajo, lo que más le apasiona. O eso creía él hasta conocer a Cristina...











































En fin, si estáis interesados en saber más de esta historia podéis hacerlo a través de mi página de FB.
Por si no lo habéis leído, os dejo el principio del primer capítulo de "Perdida en mi desconfianza".

  "Me asfixiaba. Sentía una dificultad extrema para poder respirar. El peso de su cuerpo sobre mí, la opresión en el pecho, un fuerte ahogo… todo eso me quitaba el aire. Y la presión no cesaba, oprimiéndome tanto que el corazón cada vez me latía más lento, parecía estarse apagando. Llegué a creer que de un momento a otro terminaría parándose para siempre y una pequeña parte de mí deseaba que eso ocurriera, que mi corazón llegase a su fin para que todo acabase; aunque la otra luchaba por continuar respirando. Intenté moverme, pero era completamente imposible, el cuerpo no me respondía, no formaba parte de mí. Oía continuamente su exaltada respiración pegada a mi oreja, produciéndome asco, una total repugnancia, haciéndome sentir náuseas. Quería hablarle, decirle que por favor me dejase, que parara de una vez; si bien las palabras no eran capaces de brotarme por la boca, de la misma forma que el aire se había negado a penetrar en los pulmones.
-Tú quieres esto tanto como yo, lo sabes, Cris.

  ¡No…, no…, no! ¡Para, por favor! Mi mente no dejaba de repetirlo, pero la boca no era capaz de articular palabra. Estaba paralizada y muda, no lograba verbalizar. Todo se iba oscureciendo mientras luchaba por emitir algún tipo de sonido aunque sin ningún éxito. Las lágrimas me recorrieron las mejillas acompañadas de un fuerte dolor que me retorcía el alma. La compresión en mi pecho era ya insoportable, no podía aguantar más la falta de aire. ¡Me asfixio…, aire…, aire…, a-i-r-e…!"




No hay comentarios:

Publicar un comentario