lunes, 13 de junio de 2016

LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID LLEGÓ A SU FIN

Después de diecisiete maravillosos días ayer acabó la feria del libro de Madrid. Tendremos que esperar 365 días de nuevo para volver a disfrutarla. Aunque no voy a lamentarme, pues he tenido el privilegio de acudir a ella en diez ocasiones distintas. Diez tardes donde he firmado ejemplares de mis novelas "La esencia de mi vida" y "Todo por Daniel", donde he podido acercarme a los lectores y hablar con ellos, donde he comprobado que voy haciéndome con un público fiel que vienen a buscarme para comprar mi siguiente novela y que se interesan por saber cuando llegará la próxima, y donde he escuchado a más de uno de los lectores declararse fan incondicional de Eva Zamora. ¿Puede haber algo más gratificante para un escritor? Creo que no. Ver que mis novelas gustan es muy satisfactorio. Ver que los lectores vienen buscándome cuando no soy una escritora de reconocido nombre sino una más de las que trata de abrirse camino, eso es impagable. De modo que el balance de esta feria del libro, la segunda como autora para mí, ha sido muy bueno, muy motivador. Gracias a todos, queridos lectores.


Para Eva Zamora
Con Beatriz Guillén, que vino a verme.

para Eva Zamora
Con Matteo Barbato, una gran poeta que está
a punto de publicar su poemario.

para Eva Zamora
Primer día de feria junto al escritor y compañero de editorial
Eduardo Martínez Rico.

para Eva Zamora
Junto a Raúl, un viejo amigo que me
dio la sorpresa de venir a verme y llevarse
una de mis novelas.

para Eva Zamora
Gema y Lucía, que también se acercaron a verme.

para Eva Zamora
Calendario de firmas.

Calendario de firmas.

Todo por Daniel, en solo unos meses
lanza la segunda edición.

La esencia de mi vida imprime la tercera edición.



para Eva Zamora
Último día de feria.

para Eva Zamora
De izquierda a derecha: Alberto Santos, mi editor; T.F. Famux, autora de
La marca del guerrero y Los viajes de Taisham; una servidora; Valentín, colaborador de
la editorial; Irene; ilustradora de la editorial; y Sara; colaboradora de la editorial.
Cierre de feria en ese momento. Felices y contentos con el resultado.
Hasta el próximo año.

En fin, este ha sido el resumen de la feria en imágenes. Los lectores me han hecho muchas más fotos, el fallo es que yo no las tengo  para poder mostrároslas.  
Y bueno, cerrada la etapa de la feria de Madrid se abren otras ferias y se retoman y abren otras etapas. Este año, por distintas circunstancias, no podré acudir a Gijón, a la Semana negra; pero de momento sé que, al igual que el año pasado, estaré en Aranda de Duero. Una ciudad que me acogió con los brazos abiertos y de la que conservo un muy grato recuerdo, además de comer de maravilla. Será para el fin de semana del 16 y 17 de julio. Espero a todos los arandinos con ganas.
En cuanto a las etapas, desde luego que voy cumpliendo proyectos poco a poco. Estoy terminado de escribir la que será mi sexta novela, y en otoño, si no hay contratiempos, publicaré mi tercera obra. Ya os he comentado que es mi novela más atrevida, una historia romántico-erótica. Os he avanzado el título: Perdida en mi desconfianza. Hoy os desvelaré una pincelada más, los nombres de los protagonistas: Cristina y Marc. Evidentemente, os iré contando más cosas a lo largo del verano. Incluso os colgaré algún breve fragmento para que vayáis abriendo boca con esta historia cuya trama tiene mucho trasfondo. 

Hasta la próxima entrada, queridos lectores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario