viernes, 18 de septiembre de 2015

MI SEGUNDA NOVELA SE ESTÁ PREPARANDO PARA VER LA LUZ

Ayer por la tarde quedé con Alberto Santos, mi editor, y firmé el contrato que llevará a publicar mi segunda novela, Todo por Daniel. Alberto, que es un hombre muy campechano, prefirió que esa firma tuviese lugar en un ambiente más distendido. Así que nos marchamos a tomar algo para poder brindar por esa nueva novela.



para Eva Zamora



para Eva Zamora













Realmente estoy muy contenta y emocionada. No han pasado ni diez meses del lanzamiento de mi primera novela, La esencia de mi vida, y ya he firmado contrato para la publicación de una segunda. Y no solo eso, como ya os comenté en la anterior entrada, tengo terminadas cuatro novelas y estoy escribiendo la quinta. Alberto se  ha leído las cuatro y está encantado con ellas, quiere publicarlas todas. De hecho, la siguiente quiere que salga en primera, para mediados de mayo o así.

Por un momento llegué a sentirme abrumada escuchándole hablar con tanta efusividad sobre las publicaciones de mis obras. Mi segunda novela verá la luz a mucho tardar para mediados de noviembre, y quiere publicarme una más seis meses después. Seguramente debería dar palmas con las orejas en ese mismo instante, pero realmente me quedé... impactada e impresionada, esas son las palabras apropiadas. Alberto, que es muy observador y no se le escapa una, seguramente porque es psicólogo, estoy convencida, se percató de mi asombro. Y me dijo unas palabras que me hicieron reaccionar enseguida porque estaban cargadas de razón, "Si tus novelas son buenas ¿qué hacen encerradas en el cajón de tu casa? Es injusto no acercárselas a los lectores para que disfruten de ellas. ¿No crees?" Era cierto, muy cierto. Para qué escribo si no. Escribo porque me gusta, pero la idea de escribir trata de que a uno le lean. Y él quiere que mis novelas sean leídas, que los lectores me conozcan, que disfruten de las historias que cuento. Y yo también. Le dije lo único que podía contestar, "llevas toda la razón. Publícalas". Así que en breve podréis disfrutar de Todo por Daniel, y para la primavera tendréis a vuestra disposición la siguiente. E igual antes de finalizar el próximo año una más. Está entusiasmado con mi obra y quiere ponerla a vuestro alcance sin tardar mucho. Y ahora, en secreto, os confesaré que sí estoy dando palmas con las orejas. Mi sueño se ha hecho realidad, soy escritora y autora.



para Eva Zamora
Feria del libro de Madrid





E aquí el adelanto de Todo por Daniel. Aunque ya os iré avanzado un poco más, lo justo para que os pique el gusanillo, nada de desvelar algo importante, eso os toca leerlo.


para Eva Zamora


El departamento creativo ya está en marcha con la maquetación y creación de portada. Seguro que Carlos hace un trabajo tan bueno como para La esencia de mi vida, la gente me ha llegado a felicitar por su preciosa portada. Estuve intercambiando ideas con Alberto respecto a ella. La verdad, es una editorial que tiene muy en cuenta la opinión del autor. Algo muy de agradecer, pues me consta que no todas las editoriales tienen esos miramientos con el creador de la obra. Y aunque yo expresé un par de ideas al respecto, lo dejo en manos de Carlos que es un creativo de quitarse el sombrero.


Os mantendré informados de todos los pasos a partir de ahora. Ya os avisaré de cuándo será la presentación. La idea es volverla a hacer de nuevo en Campo Real, en el Centro Cultural. De esta forma facilito la situación a los familiares y amigos. Trasladarse hasta Madrid supone un gran obstáculo a más de uno. Y al fin y al cabo, se trata de pasar un rato agradable arropada por gente que aprecias y quieres, el lugar es lo de menos.

Hasta pronto, queridos amigos y lectores. Gracias por estar ahí.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena amiga, que alegría más grande saber que este otoño podremos disfrutar de Daniel en papel y podré volver a verte y darte un abrazo rompecostillas.

    El otoño es mi estación favorita.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, corazón. Qué ganas de volver a verte. Qué poquito queda para ello.

      Eliminar