domingo, 27 de septiembre de 2015

FIRMA DE LIBROS DE MEDINA DEL CAMPO

Ayer fue un día muy especial para mí. Y lo fue por la misma razón que lo es siempre que voy a una feria, porque iba a firmar ejemplares de mi novela, a contactar con los lectores, a disfrutar del público asistente. Un público que una vez más no me defraudó y me hizo sentir muy afortunada por hacer lo que más me gusta: escribir. Un público que acogió mi novela con ganas, que me desearon muchos éxitos y que volviese el próximo año, algo que espero ocurra. Un público que no paró de felicitarme tan solo por una cosa, el hecho de escribir, que, como decían algunos, ya era mucho. Un público tan entregado que más de uno quiso hacerse una foto conmigo y su libro. Incluso algunos, junto a sus felicitaciones, quisieron cerrar nuestro encuentro literario con un par de besos. Muchas gracias a todos ellos, de corazón.






Muchos medinenses me preguntaron si tenía página de Facebook para buscarme y seguirme, algo que les hacía mucha ilusión para no perder contacto conmigo. Ante mi afirmación, se alegraron mucho, me aseguraron que mandarían crítica de mi novela a través de mi página. Estaré encantada de recibir todas las críticas de mis lectores, tanto por mi página, como por la web de mi editor o por este, mi blog; como queráis hacerlo. Además, también hay una web que se llama goodreads.com, en donde podéis puntuar mi novela. De hecho, alguien lo hizo hace tiempo, y hay dos personas más en dicha web que están terminando de leer mi novela para hacerlo. Si os animáis o alguno de vosotros/as estáis registrados en ella, hacedlo, por favor.



Próxima firma de libros en Valladolid, en el recinto de ferias, los días 17 y 18 de octubre. Espero allí a todos los vallisoletanos que quieran acercarse a conocer mi obra "La esencia de mi vida". Novela de misterio, amor y cargada de intriga. Novela adictiva de principio a fin.





"Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora".

                                                                                                                               Proverbio hindú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario