miércoles, 27 de mayo de 2015

NOVELA ACABADA Y FIRMA DE LIBROS

Hola, amigos y amigas:

De nuevo ha vuelto a pasar mucho tiempo desde la última que escribí en mi blog, pero ando muy liada y me falta tiempo para todo.
Lo primero, después de estas breves disculpas, comentaros que el lunes inscribí en el Registro de la Propiedad Intelectual mi cuarta novela. Al fin está acabada e inscrita y de nuevo en manos de mi editor que empezará a leérsela en cuanto pueda y tenga tiempo. Y lo segundo que quería anunciaros es que estaré el sábado día 30 de mayo en la feria del libro de Madrid firmando ejemplares de mi obra "La esencia de mi vida". Aquellos que acudáis y a los que yo estaré encantada de veros y atender, me encontraréis en la caseta 290 de Alberto Santos, Imágica Ediciones. Iré algunos días más a firmar, pero las fechas están aún por determinar, os las haré saber en cuanto tenga conocimiento de ellas.
Tanto el eslogan de este año de la 74 edición de la feria del libro, "El flechazo de la literatura", como el cartel me han enamorado por completo. Aquí os lo dejo, a ver qué os parece a vosotros.






Espero que se lo comuniquéis a todos vuestros familiares y amigos y pueda ver muchas caras por allí, visitándome. Os agradezco a todos el apoyo que me habéis dado y espero recompensaros pronto dándoos lo que tanto me habéis pedido, otra novela. Tengo a mi editor, Alberto Santos, acabando de leer mi tercera novela, y le está gustando. Ya os iré informando de más según yo vaya sabiendo. Ahora solo voy a concentrarme en disfrutar de mi primera novela en papel y de tener el privilegio de firmar en una de las ferias más importantes de nuestro país. Quiero paladear cada segundo de mi tiempo allí entre autores, editores y público en general.

Hasta la próxima, amigos.



Eva Zamora para Eva Zamora








Y llegó la noticia e impregnó el ambiente de emoción,
y aquel sueño que pululaba por su mente se vio materializado.
Y llegó el día y tuvo que pellizcarse,
debía hacerlo para comprobar que no dormía.
Estar en aquel lugar soñado, cargado por el aroma del papel y la creación, 
era mil veces superior a todo lo pensado e imaginado.
Verse en aquel sitio lleno de transeúntes ávidos de lectura
era completamente embriagador.
Y llegó el día y se cumplió el sueño,
y lo intangible pasó a ser palpable.
Y, simplemente, llegó.


                                                    Eva Zamora

No hay comentarios:

Publicar un comentario